Reciclaje

La gran cantidad de desechos que se generan anualmente en todas partes del mundo está creando graves problemas. Uno de los retos más importantes para Riisa es el compromiso con nuestra sociedad y ecosistema, preocupados por el bienestar ecológico y social, unimos esfuerzos mediante el reciclaje creando conciencia para un presente y futuro prometedor.

Reciclaje es el proceso donde materiales de desperdicio son recolectados y transformados en nuevos materiales que pueden ser utilizados o vendidos como nuevos productos o materias primas; tiene por objeto la recuperación, de forma directa o indirecta, de los componentes que contienen los residuos urbanos.

Reciclaje de Metales

La mayor parte de los metales que existen pueden fundirse y volver a procesarse creando nuevos metales. Metales como aluminio, plomo, hierro, acero, cobre, plata y oro son reciclados fácilmente cuando no están mezclados con otras sustancias, porque pueden ser fundidos y cambiar de forma o adoptar la misma anterior. De estos materiales, el hierro es el que tiene mayor demanda comercial. El reciclaje del aluminio esta incrementándose bastante debido a que una lata, producto de reciclaje, requiere solo una parte de la energía necesaria para elaborar una lata similar con materas primas. Si recuperáramos todos estos metales serían una gran fuente de materias primas.

Los residuos metálicos pueden ser de dos tipos:

Metales férricos – Son los residuos originados en el proceso de producción, transformación y uso del acero.

Son muy valorados para el reciclaje, ya que ahorran el 62% de energía respecto a la producción con mineral de hierro, además de gran cantidad de agua y evitar mucha contaminación. Este tipo de metales provienen del automóvil, electrodomésticos, mobiliario y envases (latas). En nuestra basura este tipo de materiales constituye alrededor del 3%. Para separarla del resto de las basuras se utilizan imanes. Por esto es el material más fácil de recuperar.

Metales no-férricos – Son el resto de metales que podemos encontrar en los residuos como resultado de nuestras actividades.

Actualmente en el planeta, el Aluminio es el metal más abundante, como mineral es el segundo más abundante. Para reciclar una tonelada de Aluminio se requiere de 100 kw, para producir 1 tonelada de aluminio se requiere 1,000 kw.

Suelen ser metales de alto valor como el aluminio, cobre, plomo y el oro o el platino de los equipos electrónicos. Por esto se realiza un gran esfuerzo en su recuperación, ya que ahorra grandes cantidades de materias primas muy caras y difíciles de extraer además de ahorros energéticos que pueden llegar al 96% para el caso del aluminio.

En nuestra basura este tipo de materiales constituye alrededor del 1%. La separación de estos metales de nuestros residuos es más difícil y requiere técnicas más complicadas, pero su precio y ahorros merecen la pena. Lo más corriente de encontrar en nuestras basuras es el aluminio y el plomo.

Reciclando México hacia el mundo..
Objetivos del reciclaje
Conservación o ahorro de energía.
Conservación o ahorro de recursos naturales.
Disminución del volumen de residuos
a eliminar.
Protección del medio ambiente.
Ofrecemos precios basados en los mercados internacionales.
Beneficio del reciclaje
Ahorrar recursos.
Disminuir la contaminación.
Alargar la vida de los materiales con diferentes usos.
Ahorrar energía.
Reducir el 80% del espacio que ocupan los desperdicios al convertirse en basura.
Vivir en un mundo más limpio.